LAPAZOSA


Barranco que su aproximación parte del puente de Bujaruelo
En este caso en 34 minutos estábamos en cabecera.

A pesar de que había habido tormentas y pensábamos que el caudal estaría correcto nuestra sorpresa fue un caudal bajo.

Descenso que se puede dividir en dos zonas, la primera mas encajada y acuática con saltos, toboganes y 11 rápeles, el máximo de 15 ms con una marmita trampa que en esta ocasión se pudo realizar con un poco de dificultad por el caudal bajo.
Una segunda parte en la que el barranco se abre pudiendo disfrutar de las vistas del valle de Otal y Bujaruelo y en el que predomina rápeles de 35 ms  arranpados y caos de rocas que hacen de este barranco se pueda clasificar como muy bonito
En 3 horas y media estábamos ya el puente de salida

Regreso en menos de 10 minutos llegas al refugio de Bujaruelo

Como colofón, comida y bebida en el refugio de Bujaruelo para terminar un día redondo


Lapazosa es Lapazosa y nunca defrauda









Descenso realizado por Marta, Irene, Nuria, Víctor, Ángel y JavInox

Peonera inferior con un coche desde Morrano: acceso por Escaliguala y salida por Tamara

Variante a la opción clásica de entrada por badina Cebollero, evitando el primer kilómetro de río del tramo de la codera de Trucasiáns. Opción no tan corta en el cómputo global como la aproximación por la Faja de los Caracoles y retorno por el cortafuegos, pero con menos desnivel en acceso y retorno.

Cueva d'os Tisidores, al comienzo del descenso

Aparcamiento:

Parking del mirador de Peña Falconera, en Morrano.

Aproximación:

Evidente sendero (S-2 del P.N. de Guara) en descenso durante la casi totalidad del recorrido.
Peña Falconera y Huevo de Morrano

Salir del parking siguiendo los carteles que indican el Huevo de Morrano, el cual es visible en todo momento. Tras 650 metros (7 u 8 minutos) llegamos a una bifurcación; a la derecha bajaríamos a la Fuente de Tamara -regresaremos por aquí- así que continuaremos por la izquierda donde encontramos un pequeño collado con un banco de madera y un mirador y proseguimos en llano bajo las paredes de Peña Falconera. Al llegar al Huevo de Morrano subiremos brevemente a un collado, ya en el pinar de Morrano, y descenderemos unos metros hasta encontrar el final de una pista por la que seguiremos avanzando.

Nuestro desvío se encuentra a la derecha (oeste) y es fácilmente identificable porque se encuentra justo en el punto kilométrico 44 del Camino natural del Somontano, adonde llegamos tras 2 kilómetros (25 minutos) de marcha.

Vista de los antiguos huertos de Escaliguala desde la parte superior

Seguimos por el pequeño sendero hasta llegar al borde de las paredes que delimitan el cañón. Desde aquí sólo queda el pronunciado descenso hasta el cauce que se inicia por el único paso factible, una canal boscosa con algo de piedra suelta (precaución con los que van por debajo) cuyo punto más técnico es un resalte de unos 8 metros que se encuentra equipado con cadenas. Tras superar el paso, continuar ya sin especiales dificultades hasta el cauce, donde se ubicaban los antiguos huertos y la carbonera de Escaliguala (o Esquiriguala, según la fuente que consultemos).

Resalte equipado con cadenas
Tiempo: 40 minutos desde el parking.
Longitud: 2600 metros de recorrido.
Dificultad: tramo final muy empinado y abrupto. Destrepe equipado con cadena.

Tras el descenso de la Peonera inferior, deberemos salir en la fuente de Tamara por el sendero que nos devuelve al parking de la Peña Falconera. 2000 metros, 45 minutos.